15.6.11

Ideas y desorden.


Mi arrabal es desnudez que gime por ausencias y presencias, entre latido y latido, sucumbiendo ante una boca que sabe a pecado infecto de placer.

Nuestros cuerpos son dialogo de lobos famélicos que se hurgan y se devoran dejando un reguero de goce al proferir el templo de la terrena orgía.

Ansias multiplicadas por el roce, delirio.

En la demencia del festín nuestros sexos entregados a esta bacanal, lamiendo la lujuria que lubrica la piel, alimentándonos de vida, escondiendo la vergüenza de la nada.

Somos puro instinto estremeciéndose a un solo ritmo.

En mis adentros tus espasmos, en la noche mis alaridos de éxtasis atizando el sagrado ritual del placer antes de que nuestras carnes trémulas yazcan enredadas y sometidas al hastío.

Licencia para el vicio que voraz me involucra en este desatino para quedar íntimamente desarmada ante tu daga que se hiende en mi racimo abierto.

Borrachera perpetúa en la que fornicamos unos y otros. Nos guía la bestia lujuriosa que nos habita.



@Intima

No hay comentarios: