7.11.11


Contienda hermosa y placentera.
Compulsivamente me giro, te abrazo, me tomas, te dejo, te beso, me comes, me lames, te muerdo, te ríes, me pierdo.
He visto reflejados en tus ojos mi sonrisa.
He percibido en tu fuerza mis ganas y he gemido ante tus envites gozosa.
Tus manos bordean mis cumbres, despiertan mi fuego, tantean mi noche, recorren mi cuerpo.
Te sueño.
Mis manos persiguen tu sombra, avivan tu llama, envuelven tu pene, camelan tu verso.
En medio del caos usurpamos al tiempo unas horas.
Corremos en pos de una utopía, que tu cuerpo y el mió se fundan.
Me agarran tus manos, me derriten tus labios, me licua tu lengua, me deshace tu cuerpo, me diluyen tus mimos, me brotan las ganas.
Me fundo.
Y entre sabanas revueltas nos reímos.
Desorden, tu pierna o la mía, que lió.

@Intima

1 comentario:

Dulce dijo...

Usurpar al tiempo horas de esa manera siempre es un placer, intenso sentimiento.

Beso.